Renovación de bajantes sin obras (Sistema HOVERLINE)

FUGASDEAGUA.org aplica el sistema patentado Hoverline para limpiar y renovar tuberías y bajantes sin necesidad de obras. El sistema Hoverline accede a la bajante principal para rehabilitar la parte afectada, canalización que se encuentra en cada vivienda, mediante el desmontaje de los inodoros sin generar roturas en acabados de los baños (plaquetas, azulejos, etc).

Al disponer de una cámara de TV, el sistema Hoverline ofrece la posibilidad de inspeccionar la instalación de las canalizaciones, lo que nos aporta una importante información sobre qué medidas tomar para reparar o limpiar los desagües.

Otra ventaja a destacar en el novedoso Sistema Hoverline es que el sistema permite formar nuevas tuberías dentro de las dañadas, con lo que obtenemos unos desagües completamente nuevos sin necesidad de desinstalar las antiguas.

El sistema Hoverline cumple con las normativas ISO 9001: 2008, de seguridad y calidad.

renovación bajantes sin obras sistema hoverline

Cómo funciona el Sistema de Renovación de Bajantes sin obras HOVERLINE


  1. Una vez retirado el inodoro se procede a cubrir todas las zonas sobre las que el operario tenga que actuar para protegerlas. A continuación se procede a limpiar las tuberías con agua y una herramienta rotativa. En ningún caso es necesario mover, tapar muebles, etc. (no se genera polvo ni escombro), incluso los propietarios de la vivienda pueden permanecer en ellas durante la reparación.
  2. A continuación, se secan los conductos con aire caliente y se realiza una inspección minuciosa de todas las canalizaciones mediante una cámara de TV. Todas las anomalías son registradas y los puntos críticos apuntados.
  3. Mediante la herramienta patentada del Sistema Hoverline, se proyecta el polímero que formará la nueva tubería. Se aplican varias capas, con un tiempo de secado de 2 minutos entre ellas. Al final, se habrá formado una nueva tubería de unos 3-5 mm de espesor, dentro de la antigua.
  4. Una vez acabado el trabajo, el resultado es una nueva tubería sin juntas, lisa y sin poros que evitara futuras obstrucciones, más silenciosa y con un relieve interno suave que impide el golpe de agua al llegar a la arqueta.  
  5. Por último, controlamos la calidad del trabajo introduciendo una cámara de inspección a lo largo de los tubos. Las imágenes captadas por la cámara son grabadas para que quede constancia del estado en que estaban las tuberías y cómo quedan tras nuestra intervención. Una vez hecho esto, solamente falta colocar el inodoro de nuevo y dejar todo como estaba.